Conoce cuales son los seguros obligatorios para empresas

Los seguros obligatorios para empresas en España

¿Realmente son obligatorios los seguros de empresas?

Tiene que quedar claro desde el principio, hay seguros que sí y hay seguros que no. Por eso mismo, te explicaremos cuáles son los obligatorios y cuales son convenientes. Para ello, recuerda que deberás tener en cuenta que tipo de negocio tienes. 

Qué tipo de seguros son los más importantes

Para empezar, iremos seguro a seguro viendo su obligatoriedad y el por qué es necesario. Iremos recordando los tipos de seguro para empresas. Por eso, dividiremos entre obligatorios y convenientes. 


¿Qué seguros debe contratar mi empresa sí o sí?

 

1. Seguro de responsabilidad civil


Si hablamos de empresas- y profesionales-, el seguro de responsabilidad civil es obligatorio en función del sector en el que se esté trabajando y un primer paso necesario a tomar. Para ello, podemos comprobar nuestra necesidad de un seguro de responsabilidad civil en este documento del ministerio de interior. Podrás ver que aparece en el primer capítulo.

Es un seguro que acaba siendo el sustento de una empresa. Se trata de un seguro de protección a terceros, por lo que cubre problemas que podamos haber provocado como empresa a un cliente. 


Si ponemos un ejemplo, pensemos en una posible infección en nuestro restaurante ¿Cómo lo afrontamos? Tenemos que saber que llegará una denuncia por parte del cliente. Será una denuncia económica, algo que el seguro nos ayudará a afrontar. Además, recuerda revisar todos los pasos previos para saber por qué hubo esa infección, puede ser por un producto en mal estado, por haberlo guardado de forma no adecuada o por varias razones. 


De esta forma, se convierte en seguro necesario para las empresas y es necesario aprender, entre otras posibilidades, cómo proteger un restaurante de denuncias.  


2. Seguro de accidentes


Las empresas -todas aquellas que tengan más empleados y no solo tú mismo- están obligadas a contratar un seguro de accidentes. Obviamente, luego hay que tener en cuenta lo que se necesita cubrir en función del trabajo o sector. 


La prioridad es tener una plantilla con el mínimo riesgo posible. Para ello, tenemos que hacer una revisión constante de todo tipo de problema que pueda surgir. 


¿Qué cubre este seguro? Cubre la incapacidad permanente por accidente, la muerte por accidente, la incapacidad permanente total por accidente, la incapacidad permanente absoluta por accidente y la gran invalidez. 


Con ellos, además de proteger a tus empleados, podrás conseguir que tu empresa pueda seguir adelante y que tu empleado reciba la mayor ayuda posible.


Seguros convenientes


También existen otros seguros que no son obligatorios pero que pueden ser indispensables para el día a día laboral de tu empresa. Algunos de ellos, a veces parten desde el seguro de responsabilidad civil u otros. Sin embargo, no son obligatorios y puedes decidir si añadirlos o no. 


1. Seguro Responsabilidad Civil de Productos

 

A través de este seguro se protege aquello que tu producto pueda ocasionar a su destinatario. Evitar eso significa evitar consecuencias graves para tu empresa. Pueden ser a nivel de demandas de grandes cantidades de dinero como problemas de imagen de tu empresa en el caso de que no actúe como se espera. 


Si ponemos un ejemplo, podemos hablar de empresas que se dedican a la fabricación del producto. Para ellas, además de hacer un trabajo de comprobar la funcionalidad y calidad de sus productos, este seguro protege los posibles efectos de tu producto. 


Si un trabajador tuyo sufre lesiones o tiene alguna secuela tras un accidente, puede reclamar a tu empresa, pero este seguro asegura un capital que se utilizará para el pago de indemnizaciones por los daños que pueden ser causados.


2. Seguro multirriesgo


Por último, el seguro multirriesgo, que no es menos importante, sino que tiene capacidad de resumir las diferentes necesidades en uno solo. 


Por eso, te dejamos una lista con los detalles tan importantes como necesarios para tu empresa:


Coberturas de:

  • incendios

  • la responsabilidad civil de explotación

  • daños eléctricos

  • daños por agua

  • robo de ordenadores

  • transporte de fondos

  • paralización de la actividad y defensa jurídica

Y qué pasa si no tengo seguro

Si tienes una situación como esa, ¡ten cuidado y protégete! Con un seguro de empresas podrás proteger tu negocio y seguir adelante con él olvidándote de los problemas.  

Conoce todo lo que ofrece nuestro seguro para tu empresa